Juicio Rápido por Alcoholemia – Guía Completa 2024

¿Te enfrentas a un un juicio rápido por hurto? En ese caso, estás en el lugar adecuado.

En esta guía abordaremos cada paso del proceso, desde el momento en que das positivo en el control hasta la resolución de la sentencia, ofreciéndote información clara y precisa.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.

¿Qué es un juicio rápido por alcoholemia?

Los juicios rápidos por alcoholemia son procedimientos judiciales especiales que se llevan a cabo de manera ágil y eficiente para juzgar los delitos relacionados con la conducción bajo los efectos del alcohol en España.

Estos juicios se caracterizan por su rapidez y se establecieron con el propósito de agilizar la respuesta de la justicia ante este tipo de infracciones.

Este tipo de juicios se aplica cuando una persona es detenida por conducir un vehículo bajo los efectos del alcohol y se le imputa un delito de alcoholemia, según lo establecido en el Código Penal español.

Fases del juicio rápido por alcoholemia

El proceso de un juicio rápido por alcoholemia en España suele desarrollarse de la siguiente manera:

Detención y prueba de alcoholemia

El proceso comienza cuando un conductor es detenido por las autoridades (policía local, Guardia Civil, etc.) por sospecha de conducir bajo los efectos del alcohol.

Se realiza una prueba de alcoholemia, generalmente con un etilómetro, para medir el nivel de alcohol en el aire espirado.

Resultado positivo y citación

Si el resultado de la prueba supera el límite legal establecido (0,25 mg/l en aire espirado o 0,5 g/l en sangre para conductores en general, y 0,15 mg/l en aire espirado o 0,3 g/l en sangre para conductores noveles y profesionales), se procede a la detención del conductor y se le cita para un juicio rápido.

Esta citación suele darse en un plazo corto, normalmente dentro de las 72 horas siguientes a la infracción.

Asistencia Legal

Es obligatorio que el acusado se presente en el juicio con un abogado. Si no dispone de uno, se le asignará un abogado de oficio. Es recomendable contar con un abogado especializado en delitos de tráfico.

Juicio Rápido

El juicio se celebra en el juzgado de guardia. Durante el juicio, se realizan varias diligencias como la lectura de derechos al acusado, la comprobación de antecedentes penales y la valoración de las pruebas presentadas (resultado del test de alcoholemia, testimonios, etc.).

Conformidad y sentencia

En muchos casos, se llega a un acuerdo de conformidad entre el fiscal, el abogado defensor y el acusado.

Este acuerdo suele implicar el reconocimiento de los hechos por parte del acusado a cambio de una reducción de la pena.

Si no hay acuerdo, el juicio continúa y el juez dicta sentencia basándose en las pruebas y argumentos presentados.

Penas previstas para el delito de alcoholemia

Las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol pueden incluir multas económicas, retirada del permiso de conducir por un período determinado, y en casos graves, penas de prisión.

Entres las penas previstas, se encuentran las siguientes:

  • Multa económica: se impone una sanción económica, cuyo monto puede variar. Esta multa puede ser una suma fija o establecida en cuotas diarias durante un período específico.
  • Retirada del Permiso de Conducir: se aplica la suspensión de la licencia de conducir por un tiempo determinado, que generalmente varía entre 1 y 4 años. La duración depende de factores como la tasa de alcoholemia registrada y los antecedentes del conductor.
  • Trabajos en Beneficio de la Comunidad: en algunos casos, y especialmente cuando se opta por alternativas a la pena de prisión, se pueden imponer trabajos en beneficio de la comunidad.
  • Pena de Prisión: esta sanción se aplica en casos de tasas de alcoholemia muy elevadas (por ejemplo, más de 0,60 mg/l en aire espirado) o en situaciones de reincidencia. Las penas de prisión pueden variar entre 3 y 6 meses.
  • Curso de Reeducación y Sensibilización Vial: a veces se requiere que el infractor complete cursos de reeducación vial como parte de la sanción o para recuperar el permiso de conducir.
  • Inhabilitación para el ejercicio de la profesión: si el conductor es un profesional (como un conductor de autobús o camión), puede enfrentarse a una inhabilitación para ejercer su profesión durante un tiempo establecido.

Posibilidad de Recurso

Dependiendo del resultado del juicio, el acusado tiene derecho a presentar un recurso contra la sentencia ante una instancia judicial superior

Casos reales de juicios rápidos por alcoholemia

A continuación, se presentan dos ejemplos de casos reales de juicios rápidos por alcoholemia en diferentes modalidades, sin incluir nombres de los implicados.

Juicio rápido por alcoholemia en Salamanca

En Salamanca, el 23 de noviembre de 2023, se llevó a cabo un juicio rápido por positivo en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº4

El acusado, sorprendido conduciendo en estado de embriaguez tras dañar mobiliario urbano, enfrentó cargos por un delito contra la seguridad vial.

La detención ocurrió en una vía principal de la ciudad, tras lo cual se efectuaron las pruebas de alcoholemia que confirmaron que superaba los los 0,60 mg/l.

Durante el juicio, se presentaron las pruebas y se escucharon las declaraciones pertinentes.

Finalmente, el juez emitió Sentencia, resultando en 6 meses de multa con una cuota diaria de 30 euros y la retirada del carnet de conducir por un periodo de 1 año y 1 día.

Juicio rápido por alcoholemia en Madrid

En Madrid, el 16 de octubre de 2023, se celebró un juicio rápido por alcoholemia en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº3.

El procesado, interceptado mientras conducía bajo los efectos del alcohol, se enfrentó a acusaciones por triplicar la tasa de alcoholemia.

El control tuvo lugar en Plaza Castilla, y las subsiguientes pruebas de alcoholemia revelaron un nivel de 0,75 mg/l.

Al final, el magistrado dictó sentencia, imponiendo una pena de 6 meses de multa, con un importe diario de 25 euros, la suspensión de la licencia de conducir por un período de 1 año y 6 meses y la participación en cursos de sensibilización y reeducación para conductores.

¿Cómo encontrar un abogado para un Juicio Rápido por Alcoholemia?

Si te encuentras ante un procedimiento judicial por alcoholemia y buscas apoyo legal, te instamos a completar el formulario disponible en esta página.

Al hacerlo, entrarás en contacto con Melendos, la plataforma jurídica que se distingue en el ámbito legal español por conectar a individuos con abogados especializados en delitos de tráfico y, más específicamente, en casos de alcoholemia.

Optar por Melendos te garantiza una asesoría especializada y adaptada a tus circunstancias.

Recibirás propuestas de hasta tres abogados con trayectoria en juicios rápidos por alcoholemia, ofreciéndote la posibilidad de examinar diversas estrategias de defensa, comparar honorarios y seleccionar al letrado que mejor concuerde con tus necesidades individuales.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.


Publicado:

en