Contacta sin compromiso
☎️ 684 465 991

Delito de Robo: tipos, penas y multas – Guía 2024

¿Sabes lo que es un delito de robo? ¿Qué hace que un simple hurto se convierta en robo? ¿Cómo influyen las circunstancias en la severidad de las penas?

Conoce los distintos tipos de robo, las penas asociadas y las multas a través de esta la guía.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

¿Qué es el delito de robo?

El delito de robo es una de las formas de delincuencia contra la propiedad más comunes y, al mismo tiempo, más complejas.

Según el Código Penal español, este delito se caracteriza por la apropiación indebida de bienes ajenos, realizada con ánimo de lucro y mediante el empleo de fuerza en las cosas o violencia o intimidación en las personas.

El artículo 237 especifica qué se considera robo y el artículo 238 aclara el concepto de «fuerza en las cosas», incluyendo acciones como el escalamiento, la rotura de cerraduras o el uso de llaves falsas.

Naturaleza y características del delito de robo

La esencia del delito de robo reside en la apropiación ilegítima de bienes muebles, es decir, aquellos objetos que pueden ser trasladados de un lugar a otro, sin el consentimiento de su dueño.

Para que esta acción se clasifique como robo, es indispensable que se realice con ánimo de lucro, buscando obtener un beneficio económico a través de la venta o uso del bien sustraído.

Una de las características distintivas del robo es el empleo de fuerza en las cosas para acceder a los bienes. Esto puede manifestarse de diversas maneras, que impliquen un esfuerzo físico para superar los obstáculos que protegen la propiedad.

Este aspecto es fundamental para diferenciar el robo de otras formas de apropiación, ya que demuestra una clara intención de vulnerar las barreras físicas que resguardan los bienes.

Por otro lado, el robo también puede cometerse mediante la violencia o intimidación en las personas .

Este enfoque del delito se centra en la interacción directa con las víctimas, utilizando la amenaza de daño físico o psicológico para coaccionarlas y facilitar la sustracción de sus pertenencias.

La violencia puede ser tanto física como verbal, y su presencia en el acto delictivo aumenta significativamente la gravedad del hecho, dado el daño potencial a la integridad física y emocional de las personas afectadas.

Tipos de robo y sus penas

El Código Penal distingue principalmente entre dos grandes tipos de robo: robo con fuerza en las cosas y robo con violencia o intimidación en las personas, cada uno con sus respectivas penas.

  • Robo con fuerza: este tipo se refiere a la sustracción de bienes empleando fuerza en las cosas para acceder a ellos. Las penas varían dependiendo de las circunstancias, siendo la base de 1 a 3 años de prisión según el artículo 240.1. Sin embargo, factores como el valor artístico o la necesidad de lo robado pueden incrementar la pena a 2 a 5 años.
  • Robo con violencia o intimidación: implica el empleo de violencia sobre las personas para la sustracción de bienes. Este delito lleva aparejada una pena de 2 a 5 años de prisión, que puede aumentar hasta 3 años y 6 meses a 5 años si el robo se produce en lugares específicos como casas habitadas o establecimientos públicos, tal como señala el artículo 242.1 y 242.2.

Diferencia entre robo y hurto

A menudo se confunden los términos robo y hurto, pero es crucial distinguirlos. El hurto carece de los elementos de fuerza sobre las cosas o de violencia e intimidación sobre las personas que son propios del robo.

Por tanto, el hurto se castiga con penas más leves dada su menor gravedad.

La diferencia entre robo y hurto es fundamental en el ámbito del derecho penal, ya que determina la gravedad de la acción y, consecuentemente, la severidad de la pena aplicable.

Ambos delitos se centran en la apropiación indebida de bienes ajenos, pero se distinguen claramente por los métodos empleados para cometerlos y por las implicaciones legales de cada uno.

  • Hurto: se caracteriza por la sustracción de bienes muebles sin el consentimiento de su propietario, realizada sin usar fuerza en las cosas ni violencia o intimidación sobre las personas. El hurto es, por tanto, una forma menos grave de apropiación, dado que no se recurre a la violencia física contra las víctimas ni a la fuerza para acceder a los bienes.
  • Robo: en contraste, el robo implica la apropiación de bienes mediante el uso de fuerza en las cosas o violencia o intimidación en las personas. Esta categoría se subdivide en robo con fuerza en las cosas, cuando se fuerza una cerradura o se rompe una ventana para acceder a los bienes; y robo con violencia o intimidación, cuando se emplea violencia física contra alguien o se le amenaza con hacerle daño para quitarle sus pertenencias.

La distinción entre ambos delitos no solo reside en la metodología y la gravedad de las acciones, sino también en sus implicaciones legales y sociales. Mientras que el hurto puede ser visto como un acto de oportunismo, el robo demuestra una voluntad de transgredir de manera más agresiva los derechos de otra persona. 

Penas y multas por Robo

Aunque el Código Penal español enfatiza las penas de prisión como sanciones preferentes para el delito de robo, también contempla la imposición de multas y otras sanciones económicas en ciertos casos.

Estas multas tienen como objetivo complementar las penas de cárcel, disuadir de la realización de futuros delitos y, en algunas circunstancias, compensar a las víctimas por los daños sufridos.

La determinación de las multas depende de diversos factores, incluyendo la gravedad del delito, las circunstancias en las que se cometió, y la capacidad económica del infractor.

Penas y multas por Robo con fuerza en las cosas

Las penas de prisión para el robo con fuerza en las cosas varían entre 1 a 5 años, dependiendo de las circunstancias específicas del delito, como el valor de lo sustraído y si se realizó en una vivienda habitada o en un establecimiento abierto al público.

Aunque el enfoque principal son las penas de prisión, el juez también puede imponer multas como sanción adicional o complementaria, cuya cuantía se determinará en función de la gravedad del delito y la situación económica del delincuente.

Penas y multas por Robo con violencia o intimidación en las personas

En el caso de robo con violencia o intimidación, las penas de prisión son más severas, oscilando entre 2 a 5 años, y pueden aumentar dependiendo de factores agravantes, como el uso de armas o la comisión del delito en lugares específicos. Además de la pena de prisión, el tribunal puede imponer multas significativas, buscando no solo castigar al infractor sino también ofrecer una forma de reparación a la víctima. La determinación de estas multas toma en cuenta tanto el impacto del delito en la víctima como la capacidad de pago del condenado.

Factores para la determinación de multas

La cuantía de las multas en casos de robo se calcula considerando varios factores, entre ellos:

  • Gravedad del delito: cuanto mayor es la gravedad del robo, mayor puede ser la multa impuesta.
  • Beneficio obtenido: se tiene en cuenta el beneficio económico obtenido por el delincuente como resultado del delito.
  • Capacidad económica del delincuente: las multas deben ser proporcionales a la capacidad económica del condenado, asegurando que la sanción sea efectiva pero no desproporcionada.
  • Agravantes específicos: la presencia de circunstancias agravantes, como el uso de violencia extrema o la afectación de bienes de especial valor, puede incrementar la cuantía de la multa.

Compensación a las víctimas

Además de las multas, el tribunal puede ordenar al condenado a pagar compensaciones económicas a las víctimas por los daños y perjuicios causados.

Este aspecto busca reparar, en la medida de lo posible, el daño material y moral sufrido por las víctimas del delito.

¿Cómo encontrar un abogado para casos de robo?

Si estás interesado en consultar con un abogado especialista en casos de robo, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado. 

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Publicado:

en