Contacta sin compromiso
☎️ 684 465 991

Recurrir multa por conducir sin Seguro | Guía 2024

¿Te han multado por conducir sin seguro y no sabes qué hacer?

La multa por esta infracción puede ser considerable, pero ¿sabías que existen opciones para recurrirla? 

Además, también tendrás la oportunidad de contactar sin compromiso con abogados especializados en tu ciudad, quienes te informarán sobre los costes.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

El seguro de coche es obligatorio

En primer lugar, es necesario comprender por qué se exige tener un seguro de coche.

Según la legislación española, todo propietario de vehículo a motor debe asegurarlo.

Esta medida busca proteger tanto al conductor como a terceros en caso de accidentes.

Ignorar esta obligación no solo te expone a riesgos mayores en caso de siniestro sino que también te sitúa en el punto de mira de las autoridades, pudiendo resultar en multas que oscilan entre los 601 € y los 3.005 €.

Los criterios para establecer el importe de la sanción incluyen el uso del vehículo (personal o profesional), su categoría, si el vehículo estaba circulando o estacionado, y la reincidencia en esta falta.

Es una realidad que afecta a un 8% del parque automovilístico en España, un porcentaje no menor que decide arriesgarse a enfrentar estas sanciones.

La multa: ¿quién la paga y cómo?

Cuando se impone una multa por conducir sin seguro, el responsable de pagarla es el propietario del vehículo, sin importar quién lo condujera en el momento de la infracción.

Esto subraya la importancia de la responsabilidad del propietario sobre la regularidad del seguro de su vehículo.

El pago de la multa se puede realizar por Internet, llamando al 060, o presencialmente en diversos puntos como cajeros, oficinas de Correos, o en la Jefatura de Tráfico.

Si se abona dentro de los primeros 20 días naturales desde su notificación, se aplica un descuento del 50%.

¿Cómo recurrir una multa por conducir sin seguro?

La legislación permite que cualquier sanción impuesta por las autoridades de tráfico pueda ser objeto de revisión, siempre y cuando se presenten argumentos sólidos y documentación que respalde el caso del conductor.

Este proceso se inicia dentro de los 20 días naturales tras la notificación de la multa, un periodo esencial a la hora de organizar la defensa.

¿Qué documentación necesitas?

La preparación adecuada de la documentación es esencial. Esto incluye, pero no se limita a, cualquier prueba de que el vehículo estaba asegurado en el momento de la infracción, o documentos que puedan poner en duda la validez de la multa.

En algunos casos, es posible argumentar sobre la base de errores procedimentales cometidos por la autoridad que impuso la sanción, como notificaciones defectuosas o falta de pruebas concretas de la infracción.

El proceso de presentación del recurso

El recurso debe presentarse de manera formal, ya sea a través de la Sede Electrónica de la DGT, en cualquier Registro Electrónico de la Administración Pública o enviando un escrito a la Jefatura de Tráfico correspondiente.

Es necesario que el escrito de alegaciones esté bien estructurado, destacando los argumentos de manera clara y concisa, y acompañado de toda la documentación de apoyo necesaria.

Argumentos comunes en los recursos

Entre los argumentos más comunes en los recursos contra multas por no tener seguro, se encuentran:

  • Demostración de un seguro vigente: a veces, las multas se emiten por errores administrativos o por desfases en las bases de datos. Demostrar que el vehículo estaba asegurado en el momento de la infracción puede anular la multa.
  • Errores en la notificación: la notificación de la multa debe cumplir con ciertos requisitos legales. Cualquier error en este proceso puede ser motivo para recurrir.
  • Circunstancias excepcionales: en algunos casos, se pueden alegar circunstancias excepcionales que justifiquen la falta de seguro temporal, aunque este es un argumento más difícil de sostener.

Seguimiento del recurso

Una vez presentado el recurso, es importante hacer seguimiento del mismo. Los tiempos de respuesta pueden variar, y en algunos casos, puede ser necesario aportar documentación adicional o asistir a una cita o audiencia. 

Prepararse para todas las posibilidades

Es esencial estar preparado para cualquier resultado. Si el recurso es aceptado, la multa será anulada. Sin embargo, si se desestima, aún queda la opción de apelar la decisión ante instancias superiores.

Cada paso debe considerarse cuidadosamente, evaluando los costos y beneficios de continuar con el proceso legal.

Conducir sin seguro: consecuencias adicionales

Más allá de la multa económica, conducir sin seguro puede llevar a la inmovilización del vehículo.

El propietario deberá cubrir los costes derivados del depósito y precinto del vehículo, que podrá recuperar una vez demuestre haber contratado el seguro y pagado los gastos asociados.

Este escenario refleja las severas consecuencias de incumplir con la obligación de asegurar el vehículo, poniendo de manifiesto la importancia de contar con un seguro no solo para cumplir con la ley, sino para protegerse ante posibles accidentes.

¿Cómo encontrar a un abogado para recurrir una multa por conducir sin seguro?

Si estás interesado en consultar con un abogado para recurrir una multa por conducir sin seguro, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Publicado:

en