Contacta sin compromiso
☎️ 684 465 991

Juicio rápido por Violencia de Género – Guía Actualizada 2024

Los juicios rápidos constituyen una modalidad especial dentro del sistema penal español, diseñados para agilizar y simplificar el tratamiento de ciertos delitos. Entre estos, se encuentra el delito de violencia de género.

Este tipo de juicio asegura una respuesta judicial rápida y eficiente, tanto para las víctimas como para los acusados.

En esta guía abordaremos cada paso del proceso, ofreciéndote información clara y precisa.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.

¿Qué es un Juicio Rápido?

El juicio rápido es una respuesta del sistema judicial a la necesidad de resolución expedita de ciertos casos que, por su naturaleza, requieren una atención urgente.

Este proceso se aplica en situaciones donde se disponen de pruebas contundentes y el delito en cuestión tiene una pena de hasta 5 años de prisión.

Entre los delitos que suelen ser tratados a través de un juicio rápido, se encuentran algunos robos, hurtos, lesiones, coacciones, amenazas, y en este caso, el de violencia de género.

¿Cómo se celebra el juicio rápido por violencia de género?

A continuación, detallamos las fases que integran este proceso:

Denuncia y detención

El proceso inicia con una denuncia, que puede ser realizada por la víctima, un testigo, o cualquier persona que tenga conocimiento del hecho.

Tras esta, las autoridades proceden a la detención del presunto agresor.

El enjuiciamiento inmediato ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer competente se inicia el día hábil siguiente más próximo a la denuncia y detención.

Atestado policial y remisión al Juzgado

Una vez detenido el presunto agresor, la policía elabora un atestado policial en la comisaría o puesto de la Guardia Civil donde se interpuso la denuncia.

Una vez finalizado, el atestado se remite al Juzgado de Violencia sobre la Mujer correspondiente, y el presunto agresor es puesto a disposición judicial.

Incoación de diligencias urgentes y orden de protección

En el Juzgado, se inician las diligencias urgentes de enjuiciamiento rápido.

Paralelamente, si la víctima ha solicitado una orden de protección, se celebrará una comparecencia para adoptar las medidas penales y civiles necesarias, tales como el alejamiento del presunto agresor, el uso del domicilio familiar, entre otras.

Proceso de enjuiciamiento y opciones del acusado

Una vez que el juez ha escuchado al Ministerio Fiscal y a las partes involucradas, decide si procede al sobreseimiento y archivo de la causa o a la continuación del proceso penal.

Si se opta por continuar, el Ministerio Fiscal y la supuesta víctima pueden presentar su escrito de acusación.

El acusado, a su vez, tiene dos opciones: mostrarse conforme con la acusación, lo cual conlleva una rebaja de un tercio en la pena solicitada, o no mostrarse conforme, debiendo entonces presentar un escrito de defensa con las alegaciones que considere oportunas.

Apertura del Juicio oral y sentencia

En caso de no conformidad, se cita a las partes para la celebración del juicio oral en la fecha más próxima posible, y en todo caso, dentro de los 15 días siguientes.

La sentencia se dictará dentro de los 3 días siguientes a la terminación de la vista.

Además, es importante mencionar que frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal, el acusado tiene la opción de interponer un recurso de apelación, teniendo en cuenta ciertas circunstancias específicas del caso.

¿Cuánto tarda en salir un juicio de violencia de género?

Es importante entender que la duración exacta de este proceso puede variar considerablemente de un caso a otro, en función de diversos factores.

Una vez presentada la denuncia y detenido el presunto agresor, y si corresponde, se inicia el proceso de juicio rápido.

La ley estipula que, en caso de detención, el detenido no puede permanecer más de 72 horas bajo custodia policial antes de ser puesto a disposición judicial.

Ello significa, que la cita para el juicio rápido tiene lugar en un plazo máximo de 72 horas, es decir, 3 días.

Una vez en el Juzgado, se inician las diligencias urgentes y se establecen las medidas de protección para la víctima, si corresponde.

Posteriormente, se realiza la toma de declaraciones a la víctima, a los testigos y al presunto agresor, y se practican las pruebas necesarias.

Si se considera que existen indicios de delito, se abre el juicio oral.

El Código Penal español establece que, una vez abierto el juicio oral, este deberá celebrarse en un plazo de aproximadamente 15 días.

Sin embargo, este es un plazo orientativo y puede variar dependiendo de factores como la carga de trabajo de los tribunales o la complejidad del caso.

¿Cómo encontrar un abogado para Violencia de Género?

Para consultar a un abogado especializado en este tipo de casos, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España y de total confianza, la cual permite conectar a personas como tú con abogados expertos.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.


Publicado:

en