Delito por Hurto: todos los detalles – Actualizado 2024

El hurto es un delito que ha ocupado titulares y casos judiciales a lo largo de los años.

Comprender su naturaleza, sus tipos y sus implicaciones es esencial para aquellos que desean estar informados sobre el panorama legal y sus posibles consecuencias.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.

Definición de hurto en Código Penal

El Código Penal, en su artículo 234, establece que el hurto se comete cuando una persona se apodera de bienes muebles ajenos sin el consentimiento del propietario y sin ejercer violencia o intimidación sobre las personas ni fuerza en las cosas.

Esta definición subraya la ausencia de violencia o fuerza, marcando una distinción clara respecto al delito de robo.

Características del hurto:

  • Bien mueble: se refiere a cualquier objeto que pueda ser trasladado o desplazado de un lugar a otro. Esto abarca desde objetos personales como joyas o electrónicos hasta vehículos, siempre que no haya sido utilizada la fuerza o violencia en su apoderamiento.
  • Ausencia de consentimiento: una de las características fundamentales del hurto es que se realiza sin el permiso o autorización del legítimo dueño del bien. Por ejemplo: si alguien toma un bolso de otro en un café creyendo que es suyo, pero al darse cuenta decide quedárselo, estaría incurriendo en hurto.
  • Sin violencia ni fuerza: a diferencia del robo, el hurto se caracteriza por no emplear violencia contra las personas ni fuerza sobre los objetos para acceder al bien. Si una persona accede a un inmueble sin forzar la entrada y sustrae objetos, estaríamos ante un hurto y no un robo.
  • Ánimo de lucro: es esencial que exista la intención de obtener un beneficio económico con el bien sustraído. Si se devuelve inmediatamente o sin intención de aprovechamiento, podría excluirse el ánimo de lucro.
  • Temporalidad: la ley no distingue entre la sustracción temporal o permanente de los bienes. Por lo tanto, llevarse un bien ajeno por un periodo limitado, incluso con intención de devolverlo, puede considerarse hurto.

Tipos de hurto

El Código Penal español clasifica el hurto en función de diferentes criterios y circunstancias que rodean el acto delictivo. A continuación, se desglosan los tipos más significativos:

  • Hurto simple:
    • Definición: es el acto de apoderarse de bienes muebles ajenos sin el consentimiento del propietario y sin usar violencia, intimidación o fuerza. Se considera hurto simple cuando el valor de lo hurtado no supera los 400 euros.
    • Ejemplo: si alguien entra a una tienda y se lleva unos auriculares sin pagar y su valor es inferior a 400 euros, estamos ante un hurto simple.
    • Regulación: el artículo 234 del Código penal establece la sanción para este tipo de hurto, siendo una pena de multa de uno a tres meses.
  • Hurto cualificado:
    • Definición: se refiere a los hurtos que, debido a determinadas circunstancias, son considerados más graves y, por lo tanto, conllevan sanciones más severas. La cualificación del hurto puede venir dada por el valor de lo sustraído, por el lugar donde se comete, entre otros.
    • Ejemplo: si una persona se lleva un cuadro de un museo, dada la relevancia y el valor artístico del objeto, se estaría ante un hurto cualificado.
    • Regulación: varios artículos del Código Penal se encargan de las diferentes modalidades de hurto cualificado. El artículo 235, por ejemplo, establece sanciones para aquellos que hurtan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Hurto de uso de vehículo:
    • Definición: es una modalidad específica de hurto en la que se sustrae un vehículo con la intención de usarlo y luego abandonarlo, sin intención de apropiárselo definitivamente.
    • Ejemplo: si alguien toma un coche ajeno para hacer un recado y después lo deja en otro lugar, sin intención de quedárselo, estaríamos ante un hurto de uso.
    • Regulación: el artículo 244 del Código Penal especifica que aquellos que, sin ánimo de lucro, tomen un vehículo ajeno sin la voluntad de su dueño serán castigados con la pena de multa de uno a cuatro meses.
  • Hurto con abuso de confianza:
    • Definición: ocurre cuando el autor del delito se aprovecha de la relación de confianza que tiene con la víctima para cometer el hurto.
    • Ejemplo: si un empleado se lleva dinero de la caja registradora aprovechando que tiene acceso a ella y confianza con el dueño, estaríamos ante un hurto con abuso de confianza.
    • Regulación: aunque el Código Penal no dedica un artículo específico a este tipo de hurto, el abuso de confianza puede ser considerado como un agravante en la valoración del delito.

Consecuencias legales del hurto

El hurto, al ser considerado un delito contra el patrimonio, conlleva una serie de consecuencias jurídicas que están previstas en el Código Penal español.

Estas consecuencias varían según la naturaleza y gravedad del hurto perpetrado, y es esencial comprenderlas para tener un conocimiento claro de la responsabilidad a la que se enfrenta una persona acusada de tal delito.

  • Penas principales:
    • Para el hurto simple: como estipula el artículo 234 del Código penal, si el valor de lo hurtado no excede los 400 euros, se impondrá una pena de multa de uno a tres meses. Esto significa que el infractor deberá pagar una cantidad de dinero establecida por el juez según su capacidad económica.
    • Para el hurto cualificado: en casos en los que el valor del objeto sustraído supera los 400 euros, las penas se endurecen. El artículo 235 estipula que el infractor enfrentará una pena de prisión de seis a 18 meses. Si el valor del bien excede los 50.000 euros o se sustraen cosas de especial valor artístico, histórico, cultural o científico, la pena puede oscilar entre 1 y 3 años de prisión.
  • Reincidencia: el artículo 235.1.7º del Código Penal señala que, si el autor reincide en el delito de hurto, es decir, si ha sido condenado anteriormente por un delito contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico, se le aplicará una pena de prisión de seis meses a dos años, independientemente del valor de los bienes hurtados.
  • Consecuencias accesorias: además de las penas principales, el condenado puede enfrentar consecuencias accesorias, como la reparación del daño causado o indemnizaciones por daños y perjuicios. Por ejemplo, si al cometer el hurto se causó algún daño material a la víctima, el autor podría ser condenado a resarcir dicho daño.
  • Antecedentes penales: una condena por hurto dejará antecedentes penales en el registro del infractor. Estos antecedentes pueden afectar su capacidad para obtener ciertos trabajos o licencias y duran un tiempo determinado según la gravedad de la pena impuesta, tras el cual pueden ser cancelados.
  • Responsabilidad civil: independientemente de la pena penal impuesta, el autor del hurto puede ser condenado a responder civilmente por los daños y perjuicios causados. Esto implica que podría tener que indemnizar económicamente a la víctima, no sólo por el valor del bien sustraído sino también por otros daños derivados del delito.

Diferencia entre hurto y robo

Ambos, hurto y robo, son delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico regulados por el Código Penal español. Sin embargo, existen diferencias sustanciales entre ambos que determinan su tipificación, las consecuencias legales derivadas y el modo en que la sociedad percibe estos actos delictivos. A continuación, se desglosan las principales distinciones:

  • Uso de la fuerza o la violencia:
    • Hurto: en el hurto, el sujeto activo se apodera de bienes muebles ajenos sin la utilización de violencia, intimidación sobre las personas o fuerza en las cosas. Es decir, se lleva a cabo sin que exista oposición violenta por parte del autor del delito.
      • Ejemplo: Tomar un bolso que ha quedado olvidado en un banco de un parque constituye un hurto, ya que no hubo violencia ni intimidación en el acto.
    • Robo: El robo, según el artículo 237 del Código Penal, se produce cuando en la comisión del hecho se utilizan la violencia o la intimidación sobre las personas o se emplea fuerza en las cosas para acceder al lugar donde se hallan los bienes que pretende sustraer.
  • Penas asociadas:
    • Hurto: las penas para el hurto varían en función del valor de lo sustraído y otras circunstancias agravantes. En general, el hurto simple (valor inferior a 400 euros) conlleva una pena de multa de uno a tres meses. En cambio, si el valor supera los 400 euros, las sanciones pueden incluir prisión.
    • Robo: las consecuencias jurídicas del robo son más severas. El artículo 238 del Código Penal establece que el robo con fuerza en las cosas se castiga con pena de prisión de 1 a 3 años. Si el robo se realiza con violencia o intimidación, la pena puede oscilar entre los 2 y 5 años de prisión, pudiendo incrementarse si concurren agravantes.
  • Naturaleza del acto:
    • Hurto: la naturaleza del hurto es furtiva, donde el objetivo es no ser detectado. No hay una confrontación directa y violenta con la víctima.
    • Robo: se caracteriza por una invasión más directa y agresiva del espacio o la integridad de la víctima. El agresor invade activamente un espacio protegido o confronta a la víctima para lograr su objetivo.

¿Cómo encontrar un abogado para un hurto?

Si estás interesado en consultar con un abogado especialista, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.


Publicado:

en