Contacta sin compromiso
☎️ 684 465 991

¿Cuál es la multa por cometer un hurto? – Actualizado 2024

¿Te enfrentas a una multa por hurto? En ese caso, estás en el lugar adecuado.

En esta guía podrás encontrar una información detallada sobre las multas y las repercusiones legales por cometer un hurto en España, proporcionando ejemplos y referencias a la legislación aplicable. 

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

Tipos de hurto según el Código Penal

El Código Penal español establece una clara distinción entre dos categorías de hurto, basándose en la presencia o ausencia de circunstancias agravantes.

Estas categorías son fundamentales para entender cómo se aplica la ley y las posibles sanciones.

Hurto básico

El hurto básico se refiere a los casos en los que se sustrae propiedad ajena sin que concurran circunstancias agravantes.

En términos simples, es la forma más simple del delito, donde no hay factores adicionales que aumenten la gravedad del acto.

Este tipo de hurto suele involucrar la sustracción de bienes de menor valor y sin emplear medios que incrementen la penalidad.

Hurto agravado

Por otro lado, el hurto agravado ocurre cuando, además de la sustracción, se presentan una o más de las circunstancias agravantes detalladas en el artículo 235 del Código Penal.

Estas circunstancias pueden incluir factores como la sustracción de bienes de gran valor, el hurto cometido en lugares habitados o destinados a la habitación, o el hurto realizado con destreza, entre otros.

Estos agravantes incrementan significativamente la gravedad del delito y, por ende, la severidad de la pena.

Determinación de la multa por hurto leve

El Artículo 234 del Código Penal español es clave para comprender las sanciones asociadas al hurto, distinguiendo entre delitos leves y aquellos con agravantes.

Este artículo define el hurto como la apropiación de bienes muebles ajenos con intención de lucro y establece penas basadas en el valor de lo sustraído.

Cuando el valor no excede de 400 euros, el hurto se considera leve y conlleva una multa de uno a tres meses, cuyo monto diario oscila entre un mínimo de 2€ y un máximo de 400€.

 Sin embargo, si hay reincidencia o se han desactivado sistemas de seguridad, la pena puede ser más severa.

Para casos donde el valor sustraído supera los 400 euros, el delito se considera más grave y puede resultar en prisión de seis a dieciocho meses.

Este enfoque legal no solo busca castigar el delito sino también asegurar que la pena sea proporcional al daño causado y a la capacidad económica del infractor, promoviendo así un sistema de justicia equitativo y consciente de la realidad individual de cada caso.

Ejemplo real de una multa por hurto

La Audiencia Provincial de Barcelona llevó a cabo el juicio de un delito leve de hurto en grado de tentativa y determinó una sanción para el acusado, que consistió en una multa diaria de 9 euros aplicada durante 29 días.

En un caso distinto, ocurrido en Vitoria, se emitió una sentencia condenatoria contra el acusado, imponiéndole una pena de 15 días de multa, cada día con una cuota de 5 euros.

Adicionalmente, se le ordenó compensar al Ayuntamiento con una cantidad de 178,48 euros.

En una instancia judicial en Madrid, se llevó a cabo el juicio de un delito leve relacionado con daños a la propiedad.

El acusado fue condenado a pagar una multa de 10 euros al día durante 20 días como parte de su sentencia.

Además, se le exigió reparar el daño causado a la propiedad del demandante, lo que implicó una reparación por un valor de 300 euros.

Cálculo de la multa: factores y límites

El cálculo de la multa por un delito de hurto en el marco legal español es un proceso detallado y considerado, diseñado para asegurar que la sanción sea no solo punitiva sino también justa y proporcional a la situación del infractor. Cuando un juez se enfrenta a la tarea de fijar la cuantía de una multa por hurto, numerosos factores entran en juego para determinar la cantidad adecuada.

  • Situación económica del infractor: el juez examina detenidamente la situación económica actual del autor del hurto. Esto incluye ingresos regulares, ahorros y cualquier otro activo que pueda indicar su capacidad para pagar la multa. El objetivo es fijar una multa que sea significativa para el infractor pero que no le cause una carga financiera imposible de sobrellevar.

  • Cargas familiares y compromisos financieros: se toma en cuenta si el infractor tiene dependientes a su cargo, como hijos o familiares ancianos, así como otras obligaciones financieras significativas, incluyendo pero no limitadas a hipotecas, alquileres, préstamos y pensiones de alimentos. Estas responsabilidades pueden reducir la capacidad de una persona para pagar una multa grande, y por lo tanto, pueden influir en la cantidad final establecida por el juez.

  • Número de hijos: el número de dependientes directos, como los hijos, juega un papel crucial en la evaluación de la capacidad económica del infractor. Un individuo con múltiples dependientes puede tener menos capacidad económica discrecional, lo que podría resultar en una multa más baja.

  • Otros compromisos financieros: Además de las cargas familiares, el juez considerará otros compromisos financieros significativos que puedan impactar la capacidad de pago del infractor. Esto podría incluir deudas, préstamos estudiantiles, y otros gastos recurrentes.

Importancia de la reparación del daño

La reparación del daño en casos de hurto es un elemento vital que los jueces consideran al determinar la sentencia final.

Esta reparación no solo atenúa las consecuencias para la víctima sino que también refleja la voluntad del infractor de enmendar su error, lo que puede influir considerablemente en la percepción de su responsabilidad y arrepentimiento.

Ampliando este concepto, la reparación del daño se puede considerar en varias dimensiones:

  • Devolución o reposición de objetos sustraídos: la acción más directa de reparación es devolver el artículo robado o, si eso no es posible, reponerlo con un artículo de valor similar. Esta medida no solo busca restaurar el estado anterior de la víctima sino también demostrar una voluntad tangible del infractor de corregir su acción.

  • Resarcimiento económico: en situaciones donde la devolución física no es posible o no compensa completamente el daño causado (como en el caso de objetos con valor sentimental o de difícil valoración), el infractor puede ofrecer una compensación económica. Esto puede cubrir el valor del objeto sustraído y, en algunos casos, una cantidad adicional por los inconvenientes o daños secundarios causados.

  • Gestos simbólicos de arrepentimiento: aunque menos tangibles, los gestos como pedir perdón directamente a la víctima o realizar acciones que demuestren arrepentimiento genuino (como trabajo comunitario o colaboración con la justicia) pueden tener un peso considerable en la percepción del juez. Estas acciones simbólicas pueden ser especialmente influyentes en casos donde el daño material es menor o ha sido compensado, pero persiste un daño moral o emocional.

Averiguación patrimonial en casos de duda

La averiguación patrimonial es una herramienta legal que se utiliza en situaciones donde el juez tiene sospechas razonables de que el condenado podría tener activos ocultos o no declarados.

Su propósito principal es garantizar que se haga justicia en el proceso de imponer sanciones económicas o indemnizaciones a través de una investigación más profunda sobre los recursos financieros y propiedades del individuo condenado.

A continuación, se detallan algunos aspectos clave de la averiguación patrimonial:

  • Solicitud del juez: la solicitud de una averiguación patrimonial generalmente proviene del propio juez encargado del caso. El juez debe tener razones sólidas para creer que el condenado no ha revelado todos sus activos financieros o propiedades.

  • Investigación Profunda: una vez que se autoriza la averiguación patrimonial, se lleva a cabo una investigación más profunda. Esto puede incluir revisar registros financieros, cuentas bancarias, propiedades inmuebles, inversiones y otros activos que el condenado pueda poseer.

  • Valoración de activos: en el proceso de averiguación patrimonial, se valora y se tiene en cuenta el valor real de los activos del condenado. Esto es importante para determinar su capacidad financiera y la cantidad adecuada a imponer como sanción económica o indemnización.

  • Cumplimiento legal: la averiguación patrimonial debe llevarse a cabo de acuerdo con la ley y respetando los derechos legales del condenado. Esto incluye el debido proceso y la protección de la privacidad en la medida en que lo permita la investigación.

  • Consecuencias: si se descubre que el condenado ha ocultado activos o no ha declarado adecuadamente su patrimonio, esto puede tener consecuencias legales adicionales, como cargos por perjurio o falsificación de documentos.

  • Justicia y equidad: La averiguación patrimonial busca garantizar que las sanciones impuestas sean justas y equitativas, teniendo en cuenta la capacidad financiera real del condenado. Esto es esencial para asegurar que las víctimas reciban la compensación adecuada.
¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Publicado:

en