Contacta sin compromiso
☎️ 684 465 991

Juicio delito contra la Salud Pública | Actualizado 2024

¿Estás implicado en un juicio por un delito contra la salud pública? Aquí encontrarás toda la información.

Además, también podrás contactar sin compromiso con abogados especializados en esta área del derecho en tu ciudad, quienes te ofrecerán asesoramiento personalizado.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

¿Qué se considera delito contra la salud pública?

Un delito contra la salud pública se refiere a aquellas acciones que pueden poner en peligro la salud de la población o de una parte de ella.

En el contexto de la legislación española, estos delitos están principalmente regulados en el Título XVII del Código Penal, bajo «Los delitos contra la salud pública».

Aunque este título abarca una variedad de conductas, las más destacadas incluyen:

  • El tráfico de drogas: Este es quizás el delito más conocido dentro de esta categoría. Se castiga la fabricación, tráfico y posesión de sustancias estupefacientes o psicotrópicas sin autorización. La gravedad de la pena depende de factores como la cantidad de droga, su peligrosidad, si hay menores involucrados, y otras circunstancias.
  • La elaboración o distribución de medicamentos sin autorización: Esto incluye la fabricación, comercio, y suministro de medicamentos o productos sanitarios que no cumplen con las regulaciones, así como la falsificación de estos productos. Este tipo de delitos afecta directamente a la salud de las personas que consumen estos productos no autorizados o falsificados.
  • La contaminación y otros delitos ambientales que ponen en riesgo la salud pública: Acciones que contaminan el agua, el aire, o el suelo de manera que pueda dañar la salud de la población.
  • El delito de epidemia: Este delito incluye la propagación de enfermedades infecciosas entre la población, ya sea por acción directa o por negligencia.
  • La adulteración de alimentos o productos destinados al consumo: La manipulación o alteración de alimentos, bebidas o productos de primera necesidad con sustancias que pueden ser nocivas para la salud.

El artículo 368 del Código Penal define el delito contra la salud pública, estableciendo las bases sobre las cuales se juzga la posesión, tráfico y distribución de sustancias ilegales.

Sin embargo, es la interacción con el artículo 795 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal lo que realmente establece el escenario para los juicios rápidos, delineando los requisitos específicos para su procedimiento.

Juicio Rápido por delitos contra la salud pública

Los juicios rápidos por delitos contra la salud pública representan un mecanismo procesal diseñado para agilizar la administración de justicia en casos donde la prontitud es clave para la eficacia de la respuesta judicial. 

La normativa española, en su empeño por combatir eficientemente el tráfico de sustancias nocivas y la protección de la salud pública, ha establecido que ciertos delitos, incluidos los de tráfico de drogas menores o de naturaleza menos grave, pueden ser procesados a través de este procedimiento especial.

El artículo 795 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal marca los requisitos y el procedimiento a seguir para que un caso sea tramitado como juicio rápido:

  • Naturaleza del delito y pena: el delito debe ser uno por el cual la ley estipula una pena privativa de libertad que no exceda de cinco años, o bien una pena que no sea de prisión, independientemente de su cuantía.
  • Inicio por atestado policial: el proceso penal debe iniciarse mediante un atestado policial. Esto significa que la policía, tras tener conocimiento del delito, elabora un informe inicial donde se recogen las pruebas y se da cuenta de los hechos a la autoridad judicial competente. El atestado puede incluir tanto la detención del presunto autor del delito como su citación para comparecer ante el juzgado.
  • Delito flagrante: es necesario que la policía haya sorprendido al autor en el momento de cometer el delito, o inmediatamente después, permitiendo su detención en caliente. Esto asegura que la acción penal se base en hechos recientes, facilitando el desarrollo ágil del proceso judicial.
  • Requisitos de procedibilidad: existencia de suficientes indicios de criminalidad y la identificación clara del acusado, así como la disponibilidad de pruebas que puedan ser rápidamente examinadas y valoradas durante el juicio.

Estrategias de defensa

La asesoría legal desde el momento de la detención es fundamental. Una defensa sólida y estratégica puede marcar la diferencia, especialmente en casos donde la distinción entre autoconsumo y tráfico ilícito es difusa.

El abogado penalista debe ser astuto, empleando el autoconsumo como una posible estrategia de defensa cuando corresponda, siempre basándose en la habitualidad del consumo por parte del detenido.

¿Cómo encontrar un abogado especializado en delitos contra la salud pública?

Para consultar a un abogado especializado en este tipo de casos, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España y de total confianza, la cual permite conectar a personas como tú con abogados expertos.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Publicado:

en