Contacta sin compromiso
☎️ 684 465 991

Delito de Violencia Doméstica – Actualizado 2024

La violencia doméstica representa un grave problema social y legal, que afecta a individuos de todas las edades, géneros y estratos socioeconómicos en España.

Este tipo de violencia se refiere al abuso ejercido dentro del núcleo familiar, incluyendo la pareja, hijos, ancianos o cualquier otro miembro del grupo familiar.

Tal como estipula el Código Penal español en su artículo 173.2, la violencia doméstica no solo se manifiesta a través de actos de agresión física, sino también mediante abuso psicológico, económico, acoso y violencia sexual.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.

Características de la Violencia Doméstica

Las características de la violencia doméstica reflejan un patrón de conducta coercitiva y controladora que un miembro de la familia ejerce sobre otro. Las siguientes son formas ampliadas de abuso que pueden presentarse en un entorno doméstico:

1. Violencia Física:

  • Esta forma de abuso se manifiesta a través de actos que causan dolor o lesiones corporales. Puede variar desde un empujón hasta ataques severos que pueden incluir mutilación o intento de homicidio.
  • La violencia física también puede incluir comportamientos como privar a la víctima de necesidades básicas (alimentación, sueño, cuidado médico) y forzar el consumo de sustancias como drogas o alcohol.

2. Violencia Psicológica:

  • Este tipo de abuso busca desestabilizar emocional y psicológicamente a la víctima. Las tácticas incluyen el gaslighting, donde el perpetrador niega la realidad o minimiza la experiencia de la víctima, haciendo que duden de su memoria o percepción.
  • La violencia psicológica también puede incluir amenazas de daño hacia la víctima, sus seres queridos o mascotas, así como la destrucción de objetos de valor sentimental.

3. Violencia Económica:

  • Se caracteriza por el control absoluto sobre los recursos económicos, incluyendo la prohibición de trabajar o el acceso a cuentas bancarias, así como la generación de deudas en nombre de la víctima o el hurto de su propiedad.
  • El perpetrador puede también forzar a la víctima a firmar documentos financieros o legales bajo coacción.

4. Acoso:

  • El acosador busca omnipresencia en la vida de la víctima, empleando tecnologías para rastrear su ubicación, comunicaciones o actividad en línea.
  • Puede incluir conductas de seguimiento, aparición sin previo aviso en el lugar de trabajo o en el hogar, y manipulación de los niños para extraer información sobre la víctima.

5. Violencia Sexual:

  • Abarca desde comentarios sexuales indeseados y humillantes hasta la agresión sexual, incluyendo la violación marital.
  • También puede manifestarse en la coerción para abortar o llevar a término embarazos no deseados, o sabotaje de métodos anticonceptivos.

Estas manifestaciones de violencia pueden solaparse y suelen formar un ciclo de abuso en el que las fases de tensión, agresión y reconciliación se repiten, dificultando que la víctima rompa el ciclo sin ayuda externa.

La complejidad del abuso doméstico significa que cada caso es único y requiere una respuesta personalizada por parte de las autoridades, los servicios de apoyo y la comunidad.

Violencia Doméstica vs. Violencia de Género

La violencia doméstica y la violencia de género son conceptos que a menudo se superponen en la discusión pública, pero es crucial entender sus diferencias para aplicar las medidas de prevención y protección adecuadas.

Violencia Doméstica:

  • Este término es más amplio y se refiere a cualquier forma de abuso que ocurre en el ámbito doméstico, incluyendo entre cónyuges, parejas, padres e hijos, hermanos o cualquier otro miembro que comparta el mismo hogar.
  • Puede incluir violencia física, sexual, psicológica, emocional y económica. La violencia doméstica se centra en el poder y el control y puede perpetuarse a través de ciclos generacionales.

Violencia de Género:

  • Este término hace referencia a los actos de violencia basados en el género que resultan en daños físicos, sexuales o psicológicos. Aunque puede afectar a cualquier género, se utiliza principalmente para describir las agresiones dirigidas hacia las mujeres por el hecho de ser mujeres.
  • La violencia de género es una forma de discriminación y una violación de los derechos humanos, y está profundamente arraigada en las desigualdades de poder entre hombres y mujeres.
  • Incluye una amplia gama de abusos, como la violencia sexual, el acoso sexual, la trata de personas, la violencia en el ámbito de la pareja y la mutilación genital femenina, entre otros.

Diferencias Clave:

  • La violencia doméstica se centra en el ámbito donde ocurre el abuso, que es el hogar, y no necesariamente se relaciona con desigualdades de género. Es posible que ambos, el agresor y la víctima, sean del mismo género.
  • La violencia de género se enfoca en la relación entre los géneros y las desigualdades sociales que resultan en violencia. El término se utiliza a menudo en el contexto de la violencia contra la mujer, debido a la prevalencia de este tipo de abuso y al desequilibrio histórico de poder entre hombres y mujeres.

Similitudes:

  • A pesar de sus diferencias, la violencia doméstica y la violencia de género a menudo están conectadas. Por ejemplo, la violencia doméstica contra las mujeres es una manifestación de la violencia de género y se basa en las mismas raíces de desigualdad.
  • Ambos tipos de violencia pueden tener consecuencias devastadoras en la salud física y mental de las víctimas, así como en su bienestar socioeconómico.

¿Qué debe hacer una persona víctima de violencia doméstica?

Una persona víctima de violencia doméstica debe tomar medidas inmediatas para proteger su integridad física y mental.

Es crucial no aislarla y mantener la comunicación abierta con familiares y amigos de confianza. Deben hablar sobre su situación para asegurar apoyo en casos de emergencia.

Es importante actuar ante las primeras señales de violencia, sin esperar a que la situación se agrave. En momentos de violencia extrema, es esencial superar el miedo, pedir ayuda inmediata y huir si es posible.

Los teléfonos de emergencia y las entidades competentes como la policía y la fiscalía deben ser contactados para denunciar el caso.

Estas denuncias serán seguidas por acciones legales pertinentes, incluyendo la posibilidad de llevar el caso a juicio por violencia doméstica.

Además, la persona afectada debe buscar atención médica para evaluar y tratar cualquier lesión física, así como apoyo psicológico para abordar los traumas psicológicos causados por el abuso.

Estas medidas son fundamentales para iniciar el proceso de recuperación y protección legal.

¿Buscas asesoramiento legal?

Si estás interesado en consultar con un abogado especialista, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.


Publicado:

en