Contacta sin compromiso
☎️ 684 465 991

Delito por Exceso de velocidad | Actualizado 2024

¿Te enfrentas a un delito por exceso de velocidad? En esta guía, encontrarás toda la información necesaria sobre las consecuencias legales.

Además, podrás contactar sin compromiso con abogados especializados en delitos de tráfico por exceso de velocidad en tu ciudad, quienes te asesorarán sobre cómo proceder si has sido acusado de este delito.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

¿Qué se considera delito por exceso de velocidad?

El exceso de velocidad no es solo una infracción de tráfico; en ciertas circunstancias, se convierte en un delito grave según el artículo 379.1 del Código Penal español.

Conducir superando en 60 km/h la velocidad permitida en zona urbana, o en 80 km/h en interurbana, no solo afecta a tu bolsillo sino que puede llevar a penas de prisión, multas y trabajos en beneficio de la comunidad.

Pero, ¿sabías que la pérdida del derecho a conducir es una consecuencia casi inevitable, con periodos de prohibición que oscilan entre 1 y 4 años?

Este límite no es arbitrario. Se basa en el entendimiento de que a mayor velocidad, mayor es el riesgo de causar accidentes con consecuencias potencialmente fatales.

Las penas impuestas buscan no solo castigar al infractor, sino también prevenir futuros comportamientos imprudentes.

Penas por superar el límite

Las consecuencias de cometer un delito de exceso de velocidad son severas y tienen como objetivo disuadir a los conductores de poner en riesgo la seguridad vial.

Las penas pueden incluir prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Además, se impone la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores por un periodo que varía entre 1 y 4 años.

Esta pérdida del derecho a conducir es una de las consecuencias más importantes del delito, ya que afecta directamente a la movilidad y autonomía del infractor.

La intención detrás de la legislación

La severidad de estas penas refleja la intención del legislador de proteger la seguridad de todos los usuarios de la vía.

Al establecer límites de velocidad y penalizar de manera significativa su incumplimiento, la ley busca prevenir comportamientos de riesgo que puedan resultar en accidentes graves o fatales.

La velocidad excesiva reduce el tiempo de reacción ante imprevistos, aumenta la distancia necesaria para detenerse y, en caso de colisión, incrementa la severidad de las lesiones.

ello, el control de la velocidad es un pilar fundamental en las políticas de seguridad vial.

Medición de velocidad y margen de error: entre la precisión y la duda

La medición de la velocidad en las carreteras es una herramienta fundamental para determinar si se han superado los límites de velocidad y determinar, si es constituyente de una infracción o un delito por exceso de velocidad.

Sin embargo, este proceso técnico no está exento de complejidades, especialmente cuando consideramos el margen de error inherente a los dispositivos de medición utilizados, como los radares.

¿Cómo se mide la velocidad?

Los radares de velocidad, tanto fijos como móviles, son los principales instrumentos utilizados por las autoridades para medir la velocidad de los vehículos.

Estos dispositivos pueden estar permanentemente instalados en puntos estratégicos de la red vial o ser utilizados de manera móvil por las fuerzas de seguridad.

Su tecnología permite detectar y registrar la velocidad de un vehículo en un momento dado, proporcionando así pruebas objetivas en caso de infracción.

¿Existe el margen de error?

A pesar de la precisión tecnológica de los radares, es ampliamente reconocido que existe un margen de error en sus mediciones. Este margen de error es fundamental, ya que tiene implicaciones directas en la determinación de si una acción constituye o no un delito de exceso de velocidad.

El Tribunal Supremo ha establecido que se debe aplicar un margen de error del 5% para radares fijos y del 7% para móviles.

Este reconocimiento legal del margen de error busca garantizar la justicia y la equidad en el proceso de sancionar las infracciones de velocidad.

Aplicación del margen de error en la práctica

La aplicación práctica del margen de error significa que, al momento de evaluar la velocidad medida por un radar, se debe considerar este margen antes de determinar si se ha cometido una infracción.

Por ejemplo, si un radar móvil mide un vehículo viajando a 88 km/h en una zona donde el límite es de 80 km/h, aplicando el margen de error del 7%, la velocidad real del vehículo podría estar dentro del límite legal, evitando así una sanción indebida.

¿Cómo encontrar un abogado especializado en delitos por exceso de velocidad?

Si estás interesado en consultar con un abogado especializado en delitos por exceso de velocidad, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Publicado:

en