Consulta sin Compromiso: 📞684 465 991

Test de Drogas de saliva de la Guardia Civil

Los controles de tráfico en España incluyen no solo pruebas de alcoholemia sino también tests de drogas aleatorios, realizados como parte de campañas rutinarias para controlar el consumo de sustancias estupefacientes. Estos controles son cruciales para garantizar la seguridad vial y se llevan a cabo en condiciones que aseguran tanto la seguridad de los conductores como de los agentes de tráfico

Funcionamiento del Test de Drogas de saliva de la Guardia Civil

En los controles de la Guardia Civil, un conductor puede ser sometido a un test de drogas mediante una prueba indiciaria realizada con una muestra de fluido oral.

Esta fase involucra la recolección de una muestra de saliva para identificar la presencia de drogas ilícitas, como cannabis, cocaína, opiáceos, anfetaminas y metanfetaminas.

Paralelamente, el agente de la Guardia Civil efectuará un examen del comportamiento del conductor. Un comportamiento anómalo podría sugerir una incapacidad para conducir de manera segura.

Los resultados posibles son: negativo, negativo con síntomas (lo cual podría implicar un delito) y positivo, cada uno con sus respectivas consecuencias.

Proceso posterior al test Inicial

Si el resultado del test de saliva es negativo con síntomas o positivo, el conductor debe someterse a una prueba confirmatoria. Esta consiste en otra muestra de saliva o, en algunos casos, una muestra de sangre extraída en un centro hospitalario, si el conductor lo solicita o no es posible realizar la prueba de saliva. Los gastos del análisis de sangre corren por cuenta del conductor si el resultado es positivo​.

Análisis de las muestras y consecuencias

En el laboratorio, las muestras de salivas tomadas por la Guardia Civil se analizan con técnicas como la cromatografía de masas y la espectrometría de gases, identificando hasta 40 tipos de sustancias distintas.

Dependiendo del resultado, el expediente del conductor se tramita por la vía administrativa, con una sanción de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del carné, o por la vía penal, teniendo lugar un juicio rápido por positivo en drogas que puede conllevar prisión, multas, trabajos en beneficio de la comunidad y la retirada del permiso de conducir​.

Negativa a realizar el test de saliva de la Guardia Civil

La negativa a someterse al test de drogas de saliva de la Guardia Civil es un delito, según el artículo 383 del Código Penal español. El conductor se enfrenta a penas que incluyen prisión, multas, trabajos en beneficio de la comunidad y la retirada del permiso de conducir, independientemente de si presenta o no síntomas de consumo.

¿Cómo encontrar asesoramiento legal?

Si deseas consultar con un abogado especialista, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tras ello, tu petición se enviará a Lexify, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Publicado:

en