¿Acusado de un Delito contra la Salud Pública? – Guía 2024

¿Has sido acusado de un delito contra la salud pública? Este artículo es una guía indispensable para navegar por las complejidades de la ley y entender tus derechos y opciones.

Desde el autoconsumo hasta la búsqueda del mejor abogado, te proporcionamos una visión completa y actualizada.

👉¿Buscas asesoramiento legal? 👈 Completa el formulario y consulta a un abogado sin compromiso

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.

Marco regulador del delito contra la Salud Pública


La legislación española castiga severamente los delitos contra la salud pública, especialmente el tráfico de drogas y la manipulación de medicamentos sin autorización, en los siguientes artículos del Código Penal:

  • Artículo 368: penaliza el cultivo, elaboración, tráfico, promoción, favorecimiento o facilitación del consumo ilegal de drogas y la posesión de estas con tales fines.
  • Artículo 369: detalla las circunstancias agravantes de los delitos del artículo 368.
  • Artículo 370: se refiere a las penas para quienes manipulen precursores químicos destinados a la producción de drogas.
  • Artículo 371: aplica penas a profesionales de la salud que abusen de su posición para cometer delitos relacionados con medicamentos.

¿Qué hacer si me acusan de un delito contra la Salud Pública?

Cuando se enfrenta a acusaciones de delitos contra la salud pública, la figura del abogado se convierte en tu principal aliado.

La asistencia legal inmediata puede marcar la diferencia entre una defensa exitosa o un proceso lleno de incertidumbres.

La legislación española, a través de diversos artículos del Código Penal, enfatiza la gravedad de estos delitos, especialmente el tráfico de drogas y la manipulación de medicamentos sin autorización.

La intervención temprana de un abogado puede influir significativamente en el curso de la investigación, desde el manejo de las pruebas hasta la articulación de una estrategia de defensa eficaz.

La importancia de elegir un abogado con experiencia en delitos contra la salud pública es capital, pues este cuenta con el conocimiento específico necesario para navegar por la complejidad de estas causas.

¿Cuáles son las sustancias por las cuales se puede ser acusado de un delito contra la salud pública?

En el marco de los delitos contra la salud pública, la legislación es clara en cuanto a las sustancias cuya posesión, tráfico o distribución pueden constituir un delito.

Drogas ilegales

La posesión, el cultivo, la producción o el tráfico de estas drogas están claramente penalizados por la ley.

MarihuanaLSDGHB
CocaínaAnfetaminasOpio
Éxtasis (MDMA)MetanfetaminaHachís
HeroínaKetaminaMescalina
LSDGHBPorros (Cigarrillos de marihuana)

Medicamentos sin prescripción

La venta o distribución de medicamentos que requieren receta médica sin autorización legal también constituye un delito contra la salud pública. Esto incluye, por ejemplo, la distribución de anabolizantes en gimnasios o la venta de psicotrópicos sin las debidas licencias.

Sustancias químicas peligrosas

Además de las drogas y medicamentos, la legislación incluye dentro de este ámbito a ciertas sustancias químicas que, aunque puedan tener aplicaciones legítimas, son peligrosas y su manipulación está regulada, como precursores químicos utilizados en la fabricación de drogas sintéticas.

Autoconsumo, ¿es un delito contra la Salud Pública?

Las cantidades consideradas para el consumo personal y no para la venta (lo cuál supondría un delito penal), se detallan a continuación:

  • Anfetamina: hasta 0,9 gramos.
  • Cocaína: hasta 7,5 gramos.
  • Hachís: hasta 25 gramos.
  • Heroína: hasta 3 gramos.
  • LSD: hasta 3 miligramos (0,003 gramos).
  • MDMA: hasta 1,4 gramos.
  • Marihuana: hasta 100 gramos.

Cuando la posesión de drogas es para consumo personal, y se mantienen dentro de los límites mencionados, generalmente no se considera un delito.

Sin embargo, se pueden imponer sanciones administrativas por consumo o posesión en lugares públicos, con multas que varían de 601 a 30.000 euros.

Si la cantidad incautada superase los limites anteriores, nos estaríamos enfrentado a un delito por tráfico de drogas, cuyas penas serían las siguientes:

  • Para drogas que causan grave daño a la salud (como cocaína, heroína, y éxtasis), las penas de prisión pueden ir de 3 a 6 años, con multas desde el valor de la droga hasta el triple de este valor.
  • En el caso de drogas que no causan grave daño a la salud (como el cannabis), las penas de prisión oscilan entre 1 y 3 años, con multas desde el valor de la droga hasta el doble.

Es fundamental acreditar la condición de consumidor habitual para evitar sanciones por posesión destinada al tráfico.

Para ello, es indispensable la asistencia de un abogado, quien recurrirá a análisis médicos y toxicológicos y hasta pruebas periciales.

¿Cómo encontrar un abogado para un delito contra la salud pública?

Si estás interesado en consultar con un abogado especialista, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado para un juicio rápido?

Responsable del fichero: Melendos S.L. Finalidad: facilitar el contacto entre el usuario y abogados especializados. Legitimación: consentimiento del usuario. Destinatarios: Los datos proporcionados serán reenviados exclusivamente a profesionales colaboradores para brindar el servicio solicitado. Derechos: rectificar y suprimir los datos. Puede consultar información detallada en nuestra Política de Privacidad.


Publicado:

en