Penas y multas en los juicios rápidos por alcoholemia

Alcohol 5

Cuando uno se enfrenta a un juicio rápido por alcoholemia, es vital entender las posibles penas y multas que pueden resultar de la sentencia.

Este proceso judicial tiene un propósito preventivo y se activa cuando una persona es sorprendida conduciendo con niveles de alcohol superiores a los permitidos, con o sin accidente causado.

En esta guíaanalizaremos las penas y multas en los juicios rápidos por alcoholemia

Primera consulta gratis

Contacta con abogados especialistas en derecho penal de tu zona.
Accede a nuestra red de abogados de toda España y consulta sin compromiso.

¿Qué es un juicio rápido por alcoholemia?

Los juicios rápidos son un procedimiento especial para juzgar determinados delitos de manera más ágil y eficiente.

En el caso de la alcoholemia, estos juicios se emplean cuando los niveles de alcohol en sangre o aire espirado superan las tasas permitidas, tal como lo indica el artículo 379.2 del Código Penal.

Penas por el delito de alcoholemia

  • Pena de prisión de tres a seis meses.
  • Multa económica de seis a doce meses.
  • Trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.
  • Privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

Según la normativa vigente, los delitos de alcoholemia pueden acarrear varias sanciones.

Aunque la gravedad de las mismas varía en función de las circunstancias específicas del caso, el artículo 379.2 del Código Penal establece penas generales que incluyen:

Además, si se produce un accidente con daños, la persona causante debe sufragar la reparación de dichos daños.

El juicio rápido por alcoholemia sin antecedentes

Si no se han cometido daños materiales ni personales y se cuenta con un buen abogado, en un juicio rápido por alcoholemia sin antecedentes las penas podrían reducirse considerablemente.

Sin embargo, es importante recordar que este delito genera antecedentes penales que pueden influir en sentencias futuras en caso de reincidencia.

Penas y multas específicas

El artículo 379.2 del Código Penal, sanciona la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas con las penas mencionadas previamente.

Además, el artículo 383 del Código Penal establece que negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia puede acarrear una pena de prisión de seis meses a un año y la privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

Ejemplos de juicios rápidos por alcoholemia: en un caso típico, una persona que no tiene antecedentes y ha cometido un delito de alcoholemia por primera vez, con la asistencia de un abogado penalista, puede ver sus penas reducidas. Por ejemplo, la retirada del permiso de conducir podría limitarse a ocho meses y un día, además de una multa económica.

Primera consulta gratis

Contacta con abogados especialistas en derecho penal de tu zona.
Accede a nuestra red de abogados de toda España y consulta sin compromiso.

¿Quieres consultar a un abogado especialista?

Si deseas consultar con un abogado especialista, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tras ello, tu petición se enviará a Melendos, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel